VARICES


Toda situación en la que se produzca un no correcto funcionamiento de la circulación de la sangre puede llevar a la aparición de varices y arañas vasculares.
Las causas más habituales de aparición tienen su origen en la calidad de los vasos sanguíneos, la genética, utilización de ropa o accesorios muy ajustados.
Existen diferentes métodos para tratar las varices:

ESCLEROSIS DE VARICES
El tratamiento estético de varices a través de este sistema consiste en la aplicación de una inyección dentro de la vena varicosa provista de una sustancia esclerosante para obstruirla y convertirla en un elemento fibroso que será reabsorbido poco a poco.

 

LASER EN VARICES
Consiste en la aplicación de láser sobre la zona a tratar (generalmente suele aplicarse un gel conductor que va hacer potenciar el efecto de la luz). Generalmente, se realizan unos disparos de láser que van a provocar una subida en temperatura de la sangre para conseguir su coagulación.


Se trata de un tratamiento estético sin cirugía con resultados desde la primera sesión, aunque el número de sesiones dependerán de las características del paciente (normalmente suelen realizarse de 3 a 5 sesiones).